Puedes ingresar a nuestra biblioteca empresarial totalmente gratis, si ya cuentas con tu usuario, ingresa tus datos y selecciona la opción "Identificarse", si aún no cuentas con un usuario selecciona la opción "Crear una cuenta".

Tu vida, tu mejor negocio

Tu vida, tu mejor negocio

Resumen Ejecutivo

¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde vamos? ¿Cuál es nuestra razón de existir? Las respuestas se quedan en el aire y la gente sigue muriendo sin descifrar el misterio de la vida humana. ¿Qué hay que hacer para dar contexto, propósito y sentido a la vida y lograr una obra magistral? Alva utiliza una metodología clara y práctica, que comparte muchos elementos de los procesos modernos de la planificación estratégica corporativa y permite al lector definir su propósito en la vida y establecer un plan para avanzar hacia él, hasta alcanzarlo. Tu vida, tu mejor negocio es una maravillosa guía para construir una vida de plenitud y felicidad.

El punto de partida

Vivimos tiempos en que concentramos toda nuestra energía y perseverancia en buscar el sentido de  la vida a través del acumulamiento de bienes materiales, pero nos hemos olvidado de nuestros valores; hablamos mucho, pero tenemos poco tiempo para amar; gastamos más y gozamos menos. Nuestras casas son más grandes, pero las familias son más pequeñas; tenemos ingentes cantidades  de medicinas, pero poca salud; más compromisos y un tiempo mínimo. Logramos alcanzar la luna y regresar, pero tenemos problemas de seguridad para cruzar nuestras calles. Buscamos diferenciarnos de los demás con marcas que nos distingan de los integrantes de otros grupos sociales. Y así arranca la carrera de la vida.

¿Qué haremos? Nos pasaremos toda nuestra vida buscando y adquiriendo bienes que nos hagan diferentes de los demás y que nos permitan cubrir nuestras necesidades fisiológicas y emocionales, como bien definió Abraham Maslow en su teoría sobre la motivación humana. Él sostiene que, conforme se satisfacen los requerimientos básicos, los seres humanos desarrollamos necesidades y deseos más elevados. Su teoría se describe como una pirámide que consta de cinco niveles. La idea de esta jerarquía es que las necesidades más altas ocupan nuestra atención únicamente cuando se han satisfecho las que están en la parte inferior de la pirámide.

Los cuatro primeros niveles se definen como necesidades de déficit o necesidades D. Si no tenemos lo suficiente de algo, tenemos una carencia… sentimos la necesidad. Pero si logramos todo lo que necesitamos, no sentimos nada. En otras palabras, deja de ser motivante. Solamente las necesidades no satisfechas influyen en el comportamiento de las personas: la motivación del individuo radica en la búsqueda de aquello que no tiene, pero, una vez obtenido, ya no se genera motivación y, por lo tanto, se pasa a la siguiente necesidad. Y así transcurre la vida: dentro de los cuatro niveles, cubriendo déficits.

El último nivel, el de las necesidades del ser, es el de la autorrealización. Es el único en el que el individuo, a través de su satisfacción personal, encuentra un sentido a la vida mediante el desarrollo de su potencial. Es el nivel de plena felicidad o armonía. No todos los individuos sienten deseos de autorrealización, debido a que son una conquista individual y no depende de factores externos. De hecho, cerca del 98 ó 99% de la población mundial se encuentra en la primera etapa, cubriendo necesidades fisiológicas.

La principal diferencia entre las necesidades de déficit y las necesidades del ser es que, mientras las primeras pueden satisfacerse, las del ser son una fuerza interna que solo depende del ser humano y de sus decisiones. Se produce en su interior y obedece a aquellos pensamientos que elige para su vida.

Maslow seleccionó un grupo de figuras históricas que llegaron a la autorrealización, como Abraham Lincoln, Thomas Jefferson, Mahatma Gandhi, Albert Einstein, etc. Tras estudiar sus biografías y escritos, desarrolló una lista de cualidades similares y encontró coincidencias.

Primeramente, estas personas estaban centradas en la realidad, lo que significa que podían diferenciar lo que es falso o ficticio de lo que es real y genuino. En otras palabras, podían dar el valor real a las cosas. ¿Qué valor tiene un diamante de tres kilates? ¿Por qué lograr un cierto objetivo, como poseer un diamante, puede, en algunas personas, generar sentimientos de satisfacción, de logro, de éxito? ¿Serán sensaciones reales o serán solamente elementos para ocultar ese vacío que existe en la persona?

Descarga el Resumen

Despues de leer el resumen si quieres profundizar te recomendamos comprar el libro aquí

SCROLL TO TOP