Puedes ingresar a nuestra biblioteca empresarial totalmente gratis, si ya cuentas con tu usuario, ingresa tus datos y selecciona la opción "Identificarse", si aún no cuentas con un usuario selecciona la opción "Crear una cuenta".

Saber hacer

Saber hacer

Resumen Ejecutivo

Saber hacer

8 habilidades esenciales para los líderes que quieran mejorar los resultados de sus empresas

Ram Charan

Introducción

Know-How(Saber Hacer) es un libro que llega para recordarnos a todos con cuánta facilidad se confunde a un líder verdadero con otro que tan solo lo es en apariencia. La inteligencia, la visión o la capacidad de comunicación son cualidades básicas en un líder, pero de poco sirven si falta lo esencial: el “saber hacer” en los negocios.

En el contexto de la economía moderna, el cambio es una constante y su magnitud y celeridad irán en aumento. La competencia puede surgir de cualquier parte, dada la movilidad del talento, el capital y el conocimiento. En medio de un panorama como este, un líder empresarial sólo resultará auténtico si sabe cómo mantener el rumbo de su empresa, tomar las decisiones adecuadas, conseguir resultados y encumbrarla hasta un nivel más alto de donde la encontró.

El “saber hacer” necesario para cualquier directivo actual comprende 8 habilidades esenciales, que son precisamente las que diferencian a aquellos que obtienen resultados de los que no logran alcanzarlos:

  1. Posicionarse (y reposicionarse) en el mercado. 
  2. Anticiparse a los cambios externos.
  3. Gestionar el personal.
  4. Gestionar el talento.
  5. Formar equipos.
  6. Fijar objetivos.
  7. Establecer prioridades.
  8. Tratar con las fuerzas sociales exteriores al mercado.

Con estas habilidades, un directivo está equipado para evaluar la situación de su empresa y emprender acciones que le proporcionen una ventaja competitiva duradera. A continuación, analizaremos en detalle cada una de ellas.

HABILIDAD Nº 1: Posicionarse y reposicionarse en el mercado

El posicionamiento es el eje central de cualquier negocio y la base de sus beneficios. La prueba definitiva que determina la calidad de un posicionamiento es el mercado: si a los consumidores les gusta un producto y la empresa y esta, al venderlo, obtiene beneficios, su posicionamiento es el adecuado. Por el contrario, si el producto genera confusión o simplemente rechazo, nos encontramos ante un posicionamiento erróneo.

El posicionamiento no dura para siempre. La frecuencia, la profundidad y la precipitación de los cambios en la economía actual obligan a las empresas a adaptar constantemente sus negocios para no perder el norte. A lo largo de una carrera profesional media de unos 40 años, los líderes empresariales tendrán que reposicionar su negocio al menos cuatro veces -o incluso más-. El reposicionamiento es, en esencia, decidir qué preservar y qué descartar del modelo de negocio mantenido hasta el momento. En la práctica, se trata de descubrir nuevas oportunidades de crecimiento, resegmentar los mercados y elegir qué nuevas tecnologías adoptar.

Saber posicionarse y reposicionarse en el mercado es una de las exigencias más férreas para los actuales líderes empresariales y la “primera entre iguales” entre las capacidades del know-how. Sin un dominio de esta capacidad, los directivos exponen a sus empresas al riesgo del estancamiento y el fracaso.

 

 

 

 

 

 

Descarga el Resumen

Despues de leer el resumen si quieres profundizar te recomendamos comprar el libro aquí

SCROLL TO TOP